mayo 17, 2017

Planificación estratégica en la gestión de los gobiernos locales


Por Dulce Corona


La mayoría de las decisiones públicas que involucran de manera directa a las y los ciudadan@s son discutidas e implementadas por los gobiernos más cercanos. Las disposiciones del municipio, distrito, delegación, alcaldía o cualquier otro nombre que tenga el gobierno local son las que impactan directamente para bien o para mal en la comunidad.

La sociedad suele no involucrarse en temas coyunturales de índole federal, porque no se visualiza como actor determinante para la mejora, intervención, solución de problemas o cambios y ve desdibujada su participación en esos asuntos. Sin embargo, si el alumbrado público no funciona, las calles no cuentan con pavimentación, el comercio en vía pública afecta la sana convivencia en la colonia, los problemas son más visibles y el nivel de interés por parte de las y los habitantes afectados aumenta. Es aquí en donde los gobiernos locales deben de aprovechar ese nivel de participación para retomar las propuestas de las y los ciudadanos, y dar respuestas efectivas a sus necesidades.

Una de las vías para comenzar a implementar una gestión efectiva; es la transparencia en los gobiernos locales, lo cual, implica poner a disposición de la ciudadanía la información pública que se genera, esto permite a las y los ciudadanos involucrarse en los procesos de decisión, además de estar informados sobre las acciones que realiza el gobierno local y tomar partido en el proceso de formulación de políticas públicas. Esto da pie a un gobierno abierto, tomando como base la diversidad de opiniones, espacios de participación ciudadana e intercambio de información pública relevante.

Implementar acciones ciudadanas vinculadas con la transparencia, permite que el gobierno local tome en cuenta las opiniones de la ciudadanía sobre las gestiones que se formulen, con base en la información proporcionada y el conocimiento que tengan de su localidad, además de cómo se implementan y los resultados que se esperan. Esto permite que los gobiernos locales se adapten a su contexto social, económico, político y tecnológico.

En este sentido, la planificación estratégica proporciona herramientas necesarias para fortalecer al gobierno local como ente gubernamental que proporciona información sobre el proceso de toma de decisiones. El ciudadano puede darle sentido a la información a la que accede mediante esta planeación, al permitir involucrarse en el proceso de toma de decisiones de manera informada. Además, la planificación estratégica incentiva los procesos de rendición de cuentas del gobierno local, al permitir a los ciudadanos conocer ¿qué se va a hacer?, ¿cómo se va a hacer?, ¿con qué recursos?, ¿cuáles serán los fines?, entre otros. Disponer de la información sobre las decisiones, logra que las y los ciudadan@s opinen, denuncien, reclamen una revisión o modifiquen las estrategias implementadas que no lograron los objetivos iniciales.

Lo anterior da pie a una planificación estratégica que genera un impacto dentro y fuera de los gobiernos locales. Internamente, permite la creación de una nueva cultura organizacional y de manera externa, logra estrechar el vínculo entre el gobierno local y la ciudadanía. La implementación de esta planificación, consta de factores externos que hacen que el gobierno se encuentre más cerca del ciudadano. Por ejemplo, retomando los siguientes puntos:

  • Proximidad: Facilita el intercambio y el diálogo con las y los ciudadan@s.
  • Conocimieno territorial: Tener conocimientos claros sobre las características del territorio y de la población,
  • Desarrollo local. Determinar los objetivos y metas por alcanzar[1]

Por tanto, los gobiernos locales deben enfocarse más en políticas que afecten directamente a la población, esto permitirá establecer realmente un vínculo con la autoridad local y la confianza institucional por parte de la población. La capacidad de tomar decisiones en temas cotidianos y relevantes como, el suministro de agua potable, el alumbrado público, infraestructura, pavimentación de calles, entre otros, pueden ser resueltos tomando como base las propuestas de la ciudadanía con conocimiento de su localidad y la apertura de los gobiernos locales para tomar en cuenta sus aportaciones, desarrollando políticas con objetivos y metas determinadas transparentando las acciones que se pretenden realizar.

[1]Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el crecimiento