agosto 10, 2017

México y BCS dan el primer paso en Arquitectura Bioclimática


Con información de Peninsular Digital, BCS Noticias y Milenio.
Fotografía de BCS Noticias.

 

Uno de los principales menesteres de la ciudad contemporánea es repensarse. Pero, ¿repensarse en cuanto a qué? Su diseño, flujo de energía, sustentabilidad y trazo urbanístico podrían ser algunas respuestas para esta pregunta. Intervenciones urbanas y edificios de alto rendimiento ecológico, buscando la autosustentabilidad en las construcciones y evitando el desperdicio o uso inapropiado de recursos como agua o electricidad, serán las acciones a realizar en un corto o mediano plazo si es que no se quiere caer en un punto crítico de desabastecimiento general.

Hace algunos años —13, para ser precisos— un proyecto se originó en la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS): la construcción de una vivienda bioclimática dentro sus instalaciones. Este proyecto se denominó «Confort térmico y ahorro de energía en la vivienda económica en México: regiones de clima cálido seco y húmedo», y se le sumaron otras cuatro universidades del país. La idea era simple: materializar una prototipo de vivienda que se adaptase a las condiciones climáticas imperantes de Baja California Sur, siendo además una construcción autosustentable. Aunque se desarrolló entre 2004 y 2013, aún se están implementando ciertas mejoras para poder satisfacer plenamente la necesidad de una familia de cuatro miembros.

Un fundamento de la arquitectura bioclimática es el pleno conocimiento de las condiciones meteorológicas de la zona en la cual se quiere construir. En este caso, por ejemplo, se estudiaron los vientos del verano (que corren de sur a norte) y se aprovecharon para regular la temperatura de la casa sin necesidad de climatizador. Asimismo, se pretende introducir flora regional para provocar un menor consumo de agua, pues ayudará a crear un microclima; y respecto al uso eléctrico, éste será abastecido por paneles fotovoltaicos. Actualmente se trabaja en un sistema de tratamiento de aguas residuales para reutilizarla ya sea en adentro y fuera de la casa.

A la par, México se encuentra investigando las distintas zonas bioclimáticas alrededor del país (que van del cálido seco al cálido húmedo, templado o semifrío). Esto con la intención de lanzar un programa para la construcción de casas «cero emisiones». Incluso se analiza si será necesario modificar las leyes dentro del Plan Nacional de Desarrollo o el Programa Nacional de Viviendas, entre otras más. El futuro arquitectónica está cerca, y la UABCS ya dio el primer paso.