La prevalencia de lo cotidiano: Usos y Costumbres en México


«No sabemos si para bien o para mal, pero en el derecho mexicano también destaca lo consuetudinario, es decir los usos y costumbres», Fátima Ibarrola, periodista.

Antes de dar inicio al desarrollo de algunas preguntas y respuestas, es necesario hacer una aclaración por mero amor a la precisión lingüística: en un «Sistema de Usos y Costumbres» los términos usos y costumbres aceptarían cualquier práctica que sea costumbre de una comunidad. Por ejemplo, usos retrógradas como la eugenesia, antropofagia y ofrendas humanas serían en teoría legítimos. Para evitar caer en validaciones erróneas, utilizaremos el término jurídico: Sistemas Normativos Internos. Los que rigen a más del 20% del país.uyc 1

Los Sistemas Normativos Internos en México son consecuencia de la pluriculturalidad, que significa la convivencia de diversas culturas, y que es anterior al Estado Mexicano e incluso a la colonia. Nuestra Constitución federal comprende en su artículo segundo la legalidad y defensa de la soberanía de cada cultura indígena. Pero no solamente el derecho a ejercer libremente nuestras prácticas culturales, sean éstas modernas y recientes o prácticas precolombinas.

A pesar del hecho de que una gran cantidad de culturas precedan al México que conocemos, es necesario (y sumamente difícil) romper con la genealogía. Todas las costumbres, incluyendo las más prístinas, deben de estar supeditadas y comprendidas bajo la Constitución Mexicana.

Entonces entendemos por un lado que la ley debe de garantizar la autonomía cultural, lingüística y sistemática de cada cultura. Por ejemplo puede incluso ostentar sus propios cargos: los huicholes en el norte tienen su propio gobernador huichol y están en su pleno derecho de ejercer libremente sus sistemas de cargos internos. Pero, por otro lado, tienen la obligación de cumplir con una congruencia de valores del Estado. Es decir, que lo anterior es válido únicamente bajo la premisa casuística de no transgredir los derechos humanos, las garantías individuales y el propio Estado de Derecho de la nación. Puede existir un Sistema Normativo Interno mientras no imponga su cultura y forma particular de llevar a cabo una resolución por encima de las leyes bajo las que el Estado se rige.

¿Por qué las distintas culturas tendrían que adaptar sus costumbres a obedecer una lógica de valores de un gobierno que llegó después que sus tradiciones? 

uyc 2

«Es que soy muy bonita». Fotografía de mujer de Tenejapa, Chiapas. Por: Luis Huerta Rosas.

Muy sencillo. Es la única manera en que se puede garantizar del lado del gobierno mexicano que no se transgredan los Derechos Humanos ni las Garantías Individuales. Tenemos que recordar que no todos los grupos culturales respetan la vida, la libertad, la individualidad, los grupos y sexos de la misma manera. Algunas ideas que consideramos «retrógradas», desde el punto de vista Occidental, no que estén mal. Pero imaginar un país donde todos tuviéramos nuestro propio sistema moral. Sería un país que no podría condenar la muerte o la tortura si en decálogo de otra cultura éstas fueran permisibles.

Además, si cada cultura y subcultura pudiera actuar con autonomía total en materia de permisos y castigos, existiría la posibilidad de que se abusara de individuos (o colectivos) justificándolo con que «es nuestra costumbre y manera de pensar». No es escepticismo, ya ha pasado:

Para entender la gravedad que puede tener una imposición cultural sobre la normatividad del Estado, menciono un caso en que se tergiversaron los Usos y Costumbres: En Oxchuc, Chiapas, la Presidenta Municipal María Gómez Sánchez Gómez fue acosada hasta pedir licencia de su cargo. Lo anterior se debió a que María es mujer y la comunidad de Oxchuc no ve bien que una mujer los gobierne.

Es un delito no permitir a una mujer votar o ser votada siendo que ya es un derecho en nuestro país . La concepción de los Sistemas Normativos Internos existe para fomentar esferas de participación de todos los miembros a pesar de sus costumbres culturales; no para inducir el aislamiento o la exclusión.

De alguna manera las normas internas por las que las comunidades indígenas están facultadas para decidir sus propios sistemas normativos les permite actuar libremente dentro de un contexto previamente definido.

«El rostro de la pobreza y marginación en México sigue teniendo una cara indígena.»

Autogobierno, ¿peligroso?

En lo judicial, las comunidades tienen derecho por el artículo 17 constitucional a administrar su justicia en los tribunales expeditos con este fin. Es cierto que el Estado les permite, en muchos casos, aplicar sanciones normativas por delitos menores. Consideremos por un lado lo complejo que resultaría que los tribunales del Sistema Normativo General regularan en comunidades que son inaccesibles.

NO existen tribunales especiales para enjuiciar particularmente a indígenas por delitos y faltas. En ese aspecto, para la ley eres un mexicano que cometió una falta sin importar tu origen o tu etnia. on son para su protección y mejorar su calidad de vida, y no para enjuiciarlos por delitos y faltas. Hoy en día los únicos organismos de las dependencias y comisiones que tratan asuntos indígenas son para su protección y mejora de su calidad de vida pues la realidad es que el rostro de la pobreza y marginación en México sigue teniendo una cara indígena.

¿Y quién se considera un indígena?

Volvamos al artículo 2º constitucional. La Constitución dicta que indígena es aquél que se describa a sí mismo como tal. si elevamos esto al nivel de una comunidad, de pronto un colectivo tiene todas las facultades para solicitar (por mayoría) a su organismo local adscribirse al sistema de Usos y Costumbres. Del mismo modo en que pueden libremente solicitar también salirse del sistema y entrar a uno de partidos y urnas.

«¡Hay más alcaldes que municipios!»

Eleccionesuyc 3

Los Sistemas Normativos Internos en el tema electoral son únicamente para votaciones locales. La ley no exige contar con una estructura de presidente municipal; regidores, y síndicos. No sólo esto, las comunidades tienen autonomía para determinar su jurisdicción territorial, que no necesariamente tiene que cumplir territorialmente con la de municipio. Algunos pueblos dentro de la división geopolítica tienen subdivisiones comunitarias y no un sólo «alcalde» del municipio.

Sería pertinente mencionar entonces la existencia de un cuarto nivel de gobierno debajo del municipal: el comunitario. El nivel debajo del municipal incluye la participación de figuras que, para nuestros ojos son una especie de delegados municipales designados por el alcalde principal, y con éstos cada comunidad tiene su propia asamblea comunitaria. Nos encontramos con que existen municipios que se dividen en varias comunidades, cada una con sus propios gobernantes. ¡Significa que hay más alcaldes (o figuras homólogas) que municipios!

Pero a pesar de esto, el país entero se divide en distritos y circunspecciones designadas por las instituciones electorales del gobierno que se definen bajo el esquema al que estamos acostumbrados de urnas. Esto implica que para las elecciones a cargos federales: senadores, diputados federales, gobernadores y Presidente, se instalan urnas en todo el país, ajenos al sistema normativo por el que elijan a nivel local. Sí, en dichas comunidades vota de las dos formas en una misma elección.

¿En cuántos municipios hay Usos y Costumbres?

Recapitulemos, por último, que el sistema de votación en estas comunidades es en general de tradición oral, lo que imposiblilita su registro. Sin embargo, en cada elección se cuenta con un dato puntual (lástima que nunca vota todo el país al mismo tiempo para elecciones locales). En la pasada elección de junio 2016 sabemos que fueron 417 en Oaxaca y 98 en Tlaxcala.uyc 4

Como la entrada y salida a los distintos sistemas de votación es más o menos laxa, lo que permite entrar y salir constantemente a las miles de comunidades de cada régimen electoral, y como lo permite cada instituto electoral estatal, nadie sabe a ciencia cierta un número exacto en todo el país de los municipios donde se vota por el sistema de Usos y Costumbres. Ni el CIDE ni el INE, ni el CDI tienen un dato exacto de cuántas comunidades llevan a cabo sus lecciones así en todo el país. No se cuenta con los mecanismos para buscarlos: no sabemos quién es indígena (adscrito), no sabemos cuántas comunidades por elección se convierten o se abjuran…

De cualquier manera, el estimado del CIDE en los pasados 10 años calcula un promedio porcentual de municipios con Sistemas Normativos Internos en materia electoral de alrededor de un 20%. Lo que suma 500 municipios. Un número importante para tener en cuenta esta relevante maraña de curiosidades y robusto debate perenne sobre los Usos y Costumbres…


También te puede interesar:

Día de Muertos: ¿Tradición milenaria o política de Estado?

El feminicidio en 9 puntos