Guanajuato: de palacio legislativo a inmueble funcional


Con información de El Sol de México y El Heraldo de León.  
Fotografía de Periódico Correo.

El 30 de mayo de 1825, doña María Josefa de Yrízar y Pérez de Hermida se convirtió en la última heredera del palacio que se encuentra entre Avenida Juárez y Positos, en el centro de Guanajuato. Por testamento, el palacio pasó a ser propiedad del Intendente don Francisco Mariño, Comisario General de Hacienda y Guerra en el naciente estado de Guanajuato, quien a su vez lo vendió al Gobierno del Estado de Guanajuato, adquiriéndolo a nombre de dicho gobierno, don Manuel Gómez de Linares, segundo gobernador constitucional de la entidad, el 21 de febrero de 1831. Un par de semanas después, el 3 de marzo, por decreto del Congreso del Estado, el entonces denominado Palacio de Yrízar pasó a ser sede del Congreso, del Poder Judicial, del Consejo de Gobierno, de la Contaduría General y de la de Diezmos, del Ayuntamiento y de su Secretaría; se conocería a partir de entonces como Palacio de la Aduana.

palacio_legislativo2

Antiguo palacio legislativo de Guanajuato. Fotografía: Guanajuato lado Este.

El 31 de enero de 1897, a partir de otro decreto gubernamental que otorgaba a los Poderes Legislativo y Judicial una nueva sede, el arquitecto inglés Cecilio Luis Longa comenzó la reconstrucción del Palacio de la Aduana. Con un interior influenciado por las tendencias art nouveau y una fachada neoclásica, el nuevo palacio se inauguraría junto al Teatro Juárez, la Presa de la Esperanza, el monumento a la Paz y el monumento a Hidalgo por el general Porfirio Díaz el 27 de octubre de 1903. Durante la primera mitad del siglo pasado, el edificio albergaría a los tres poderes del estado de Guanajuato.

Congreso--e1463024957116

Nueva sede legislativa del Congreso del Estado de Guanajuato. Fotografía: Contrapunto.

Eventualmente fungiría sólo como sede legislativa y lo sería por 186 años en total. Hasta este 2017, año en el cual finalmente se sesionará en el polémico y nuevo edificio del congreso estatal, ubicado en el cerro de Las Enredaderas, construcción moderna que se llevó a cabo en un mosqueado período de 9 años. Por su parte, el histórico palacio legislativo pasará a llamarse el Palacio de los Poderes y formará parte de una iniciativa turística que contempla denominar el espacio que va de la Plazuela de la Paz al Teatro Juárez como Paseo de las Artes. En ese sentido, el antiguo recinto cameral operará a partir del 7 de marzo de 2017 como un inmueble funcional; tendrá el propósito de ofrecer un espacio de vida cultural y un quehacer constante relacionado a las actividades artísticas de la entidad. De momento, en el recinto tiene programada una serie de conciertos, exposiciones pictóricas, comparsas y reuniones de estudiosos del arte. O eso dijo en conferencia de prensa Juan Alcocer Flores, titular de la Dirección General del Instituto de la Cultura del Estado de Guanajuato (IECEG), para quien el primoroso edificio también servirá de oficina. La realidad es que todavía no hay una página de internet o una gaceta que confirme la existencia del Palacio de los Poderes y sus actividades, pero esperemos que la medida contribuya al progreso de la entidad.


 

También te puede interesar:

Los 5 Pueblos Mágicos de Guanajuato

Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial en los municipios