julio 31, 2017

¿Frente Amplio Anti PRI?


La planificación a largo plazo no es pensar en
decisiones futuras, sino en el futuro
de las decisiones presentes.
Peter Drucker.

 

Me he sorprendido mucho al leer en la página del Partido de la Revolución Democrática (PRD) lo que están proponiendo como Frente Amplio anti PRI para las elecciones del 2018. (http://alejandrabarrales.org.mx/frente-amplio-anti-pri/)

Al parecer quieren conformar una coalición entre partidos políticos, sociedad civil organizada, candidatos independientes y cualquier mexicano que quiera un verdadero cambio, esto porque según ellos «una agenda común y gobiernos de coalición garantizarían una mayor representatividad de los mexicanos en los espacios donde se toman las decisiones.»

Es algo muy curioso, pues en donde el Sol Azteca ha ido en alianza con el Partido Acción Nacional (PAN), no existe una agenda común y mucho menos han garantizado una mayor representatividad de los mexicanos en los espacios donde se toman decisiones, es más en esos estados el PRD no existe como gobierno.

Además, quienes proponen este frente argumentan que los mexicanos no merecen aguantar otra generación de gobernadores corruptos, de políticos impunes y de un país que lejos de avanzar, retrocede; colocando fotografías de los Duarte (Chihuahua y Veracruz) los Moreira (Coahuila) y Borge (Quintana Roo) pero olvidaron colocar una fotografía de Padrés (Sonora), Andrés Manuel López Obrador (Ciudad de México) y Ángel Aguirre (Guerrero).

Es cierto, existe un punto a su favor y es que los mexicanos no soportaremos más políticos corruptos, pues además de esos personajes que ya todos conocemos por su trayectoria no muy clara -digámoslo así-, tienen en sus filas gobernadores cuyo denominador común es su pasado priista. Si se está construyendo un Frente Amplio anti PRI, tener ex priistas en sus filas no parece muy congruente.

Lo segundo que se puede observar, es que enumeran las mismas promesas de campaña que hemos venido escuchando de todos los partidos políticos desde que tenemos uso de razón:

1. Desarrollo económico y una justa distribución de la riqueza, con finanzas públicas sostenibles. El problema es que no explican que es lo que van hacer, cuáles son los actos de gobierno inmediatos y qué políticas públicas requiere el país para generar ese desarrollo económico que tanto necesitamos.

2. Cero tolerancia a la corrupción e impunidad. De nueva cuenta no hablan sobre el cómo hacerlo, además, si tomamos en cuenta que entre sus filas milita gente como René Bejarano y Dolores Padierna, dudo mucho que puedan darnos la Cero Tolerancia a la Corrupción.

3. Economía con enfoque social, que favorezca a los más vulnerables y termine con la desigualdad, exclusión e inequidad. En este punto me debo detener para expresar lo siguiente: En los estados donde ha ido el PRD en alianza con el PAN no existe una agenda con enfoque social, no se favorece o se ha favorecido a los más vulnerables y por mucho, la desigualdad ha crecido en lugar de haberla terminado. Esto ha sucedido por que las alianzas políticas se hacen para ganar elecciones, no para ofrecer gobernabilidad o un cambio real, no solo en el sistema económico sino en el más importante en el sistema político.

4. Una fuerte política social, con renta mínima garantizada, seguridad social universal y que genere condiciones favorables para sacar de la pobreza a los más de 55 millones de mexicanos. Me gustaría que en lugar de agrupar frases bonitas e incluso -por qué no decirlo- buenas intenciones, nos explicaran de dónde va a salir el recurso, quién va a diseñar las políticas sociales, cuáles son sus ideas, qué frentes sociales atacarán primero y cómo lo harán, además de que nos expliquen con puntos y comas cuánto va a costarnos, cómo lo distribuirán a lo largo y ancho del país y lo más importante: cómo evaluarán esas políticas públicas y de qué forma les darán transparencia.

En total son 10 puntos los cuales son tratados con la misma ambigüedad que los ya expuestos. De ninguna manera les haré perder su tiempo mencionándolos para decirles que no tienen ni pies ni cabeza.

Sin embargo hay un punto que llamó particularmente mi atención, el número 9: Transitar a un nuevo régimen donde el poder legislativo funcione como un real contrapeso a la presidencia de la república. Y llamó mi atención porque en el documento anexo a esta agenda mencionan que «El PRD considera que el competidor a vencer es el anacrónico régimen presidencialista….»

Sobre este último punto, me encantaría saber cómo pretenden transitar a un nuevo régimen, ya que este anacrónico presidencialismo –como ellos lo llaman- es la forma de gobierno de nuestro país, cuyo fundamento legal descansa en el Segundo Capítulo de la Constitución Política de México.

Desde el principio, el presidencialismo tuvo una función estratégica: hacer realidad la integración de la nación, en un país totalmente desarticulado, para lograr su desarrollo a través de un Estado interventor y de un Poder Ejecutivo como árbitro en lo económico, en lo social y en lo político.

Debo conceder que efectivamente este sistema de gobierno debe modificarse, pues para lograr un cambio real en México se deben eliminar las facultades metaconstitucionales del presidente (el famoso dedazo, designación de candidatos a las gubernaturas, presidencias municipales, etc., así como la remoción de gobernadores) un principio que -les aseguro estimados lectores- quien llegue a la presidencia no querrá perder.

Es decir, debemos articular correctamente lo que pensamos con lo que decimos y una vez pensado y articulado debemos fundamentarlo con el marco jurídico correspondiente, creo firmemente que una propuesta de nación debe ir más allá de buenas intenciones y discursos llenos de demagogia.

El discurso debe ser honesto, claro, conciso, de lenguaje sencillo y sobre todo lleno de verdad, que responda no solo a las expectativas de los ciudadanos, sino que al tiempo responda las preguntas del ¿Cómo?, ¿Dónde?, ¿Cuándo?

Que nuestros políticos en verdad arrastren el lápiz, que diseñen con toda corrección, que nos den la metodología que usaron para llegar a esos diseños, que le pongan números reales, sistemas de control, medición y transparencia.

¿Crear un Frente Amplio anti PRI? Por favor, que se dejen de ridiculeces, no han podido sacar a México adelante, ya sea desde la Presidencia de la República en dos ocasiones (PAN) y ¿en cuántas más desde los gobiernos estatales y municipales? ¿Y ahora quieren unir fuerzas? Para mí es simple, solo quieren ganar la elección presidencial del 2018.

Ya lo vimos en donde hay alianzas, no hay agendas de izquierda, no hay planes de gobierno conjuntos, no existe el PRD, ¿cambios? Por favor, si quieren que les creamos deberán trabajar primero, en conjunto y cuando eso pase –o cuando menos trabajen- entonces veremos. Hoy no son opción para el 2018.

Algunos de ustedes me preguntarán ¿y el PRI sí? Mi respuesta es no, el PRI tampoco. Imaginen qué tan mal está nuestro sistema político que no tenemos a nadie que quiera dejar los intereses particulares a un lado y trabajar  por México, por ustedes y por mí. ¿Desesperanza?, no lo llamaría así, aún hay tiempo y como diría el secretario Miguel Ángel Osorio Chong, hay que tener fe.

@hspelaez
hpelaezreynoso@gmail.com