septiembre 28, 2017

El Hyperloop y el corredor industrial del Bajío: la mejor ciudad para invertir


 

Con el anuncio de la posible construcción del nuevo tren Hyperloop One, que conectará en cuestión de minutos a la Ciudad de México con los municipios de Querétaro, León y Guadalajara, la imaginación de los habitantes del Bajío se ha echado a volar. Promotores de inversión envían breviarios a posibles inversionistas; desarrollos habitacionales dan por hecho el nuevo sistema de transporte y modifican sus listas de precios; ciudades vecinas hacen cálculos de tiempos para llegar a la estación más cercana; presidentes municipales solicitan proyectos de infraestructura para poderse conectar a la nueva vía; todos parecen emocionados.

Y si bien aún falta mucho para que se adjudique y posteriormente se ejecute tal obra, no deja de ser cierto que El Bajío se perfila como un área de oportunidad importante para los próximos años. En particular, su corredor industrial podría ser el mayor beneficiario del futuro desarrollo de la región. Este corredor lo conforman las ciudades industriales de Querétaro, Celaya, Irapuato, Silao y León.

Pero, ¿qué ciudad de éstas es la más prometedora para los posibles inversionistas? Para contestar esta pregunta he compilado una base de datos que combina el crecimiento de unidades económicas reportado por el INEGI para dichas ciudades, con el crecimiento de las tendencias de búsquedas de compras reportadas por Google. La base de datos se puede descargar en: https://goo.gl/Ln6kt5.

Para aclarar lo anterior, vale mencionar que las unidades económicas del INEGI son unidades estadísticas sobre producción y actividad económica. Es decir, es una cifra que permite evaluar comparativamente la evolución de la actividad económica entre regiones. Por su parte, las tendencias de búsqueda de Google son datos del cambio en búsquedas mensuales de términos por categoría y región específica; para este estudio se han seleccionado los nombres de las ciudades como términos, la categoría de compras —para limitar el estudio a lo económico— y México como región.

 

Los resultados: la ganadora es Celaya

tabla1

La tabla tiene cuatro filas, con datos para cada ciudad: Crecimiento 2004-2009, Crecimiento 2009-2014, Tendencia Económica y Tendencia Buzz (solo para las ciudades del corredor). Vale ser muy claro respecto de estos datos, pues su mala lectura podría llevar a conclusiones erróneas:

  • Ninguno de estos datos indica que alguna de estas economías esté decreciendo. Al contrario, todas las economías analizadas han crecido en los años observados.
  • La tendencia económica es la diferencia entre el crecimiento económico del 2009-2014 y el del 2004-2009, lo cual marca si una economía está creciendo más rápido o más lento que antes; algo similar a su aceleración.
  • Por ejemplo, el caso de Querétaro muestra el número negativo -15%. Este dato deriva de que la economía de Querétaro creció en 33% del 2004 al 2009 y posteriormente creció en 18% del 2009 al 2014. La diferencia entre ambos crecimientos es dicho número negativo, que es la tendencia del comportamiento de la economía queretana.
  • Eventos futuros podrían cambiar esta tendencia (por ejemplo, si Querétaro se ganara las próximas olimpiadas). No obstante, su análisis permite cierto pronóstico sobre qué economías están acelerándose y cuáles están desacelerándose.

Dicho lo anterior, los datos muestran que la economía más acelerada en la zona es la de Celaya. Con una tendencia de 16 puntos, Celaya creció de 2004 a 2009 en 9% y luego explotó a 24% de 2009 a 2014. A pesar de que en este último periodo la que más creció fue León (28%), es posible que por la fuerte aceleración, Celaya sea hoy —a tres años— la ciudad con mayor crecimiento porcentual. Como distante segundo lugar se encuentra Silao, cuya tendencia exhibe un 4%. León le sigue con 3 puntos, mientras Irapuato muestra una desaceleración de un punto.

Estos datos se corroboran con la tendencia buzz de búsquedas de compras en Google, que muestran un crecimiento en todas las ciudades excepto en el caso de León. Pero aquí sí hay algunas diferencias que vale hacer notar, pues si bien Celaya muestra un cambio positivo en cuanto al porcentaje de búsquedas de compras, lo cual confirma hasta cierto grado su crecimiento económico, es Silao la ciudad que más ha crecido en este sector. Parte puede ser que los desarrollos comerciales más nuevos de la región (outlets de calzado y el puerto interior) se encuentran en dicha ciudad, que funciona como extensión del sector económico leonés.

 

La comparación con las grandes ciudades

Del análisis de datos del INEGI es posible certificar que, en términos generales, los municipios del corredor industrial están creciendo porcentualmente más que la Ciudad de México y la Zona Metropolitana de Guadalajara (limitada para este estudio a Guadalajara y Zapopan). No obstante, también es palpable que el nivel de producción entre dichas ciudades es totalmente dispar. Mientras que en 2014 la CDMX produjo 415 mil unidades económicas, León apenas logró 69 mil; no se diga Celaya que apenas llegó a 21 mil. Ese mismo año, la zona metropolitana de Guadalajara logró 117 mil (casi el doble que León).

Esto último significa que, si bien vale la pena apostarle a las ciudades del corredor industrial por donde pasará el nuevo tren rápido, puede no haber el volumen de producción necesario para la inyección de recursos económicos masivos.

 

Metadatos: La ciudad más beneficiada del crecimiento del corredor industrial podría ser una que no forma parte del mismo. Con una distancia similar a todas estas ciudades —siempre cercana a una hora de camino— y una pujante industria hotelera, restaurantera e inmobiliaria, San Miguel de Allende se perfila para convertirse en el destino ejecutivo nacional por excelencia; una especie de paraíso cultural para ser visitado y habitado por los ejecutivos de la industria vecina. Ya cuenta con algunos de los mejores hoteles y restaurantes del mundo, quizás sólo le falta infraestructura para una posible y próxima explosión demográfica.