julio 6, 2017

El acceso a la información pública en México


El acceso a la información pública es un derecho fundamental para las y los ciudadanos, para conocer información relevante y ejercer derechos como la participación ciudadana, la libertad de expresión, de opinión, entre otros, con el fin de crear fines colectivos.

Este derecho es un instrumento, el cual, permite que las y los ciudadanos soliciten información pública a las entidades públicas gubernamentales, estas a su vez tienen la obligación de responder, sin ningún tipo de discriminación por nacionalidad, edad, sexo o religión. Este derecho ha sido reconocido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales, en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y en la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

En México existe el artículo 6° constitucional, el cual, establece que toda la información en posesión de cualquier autoridad, entidad, órgano y organismo federal, estatal y municipal es pública (con algunas excepciones). Además, manifiesta que toda persona tendrá acceso gratuito a la información pública, a sus datos personales o a la rectificación de éstos, sin necesidad de acreditar interés alguno o justificar su petición.

Las y los ciudadanos, tienen derecho a conocer información relevante que afecte o beneficie su vida diaria, por ejemplo, sobre el medio ambiente, salud y seguridad pública, el uso de los recursos públicos, entre otros pero ¿qué tanto conocen as y los ciudadanos sobre este derecho?, ¿a quién le preguntan si no saben de él?

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales (ENAID) 2016, realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México el 53.6 por ciento de la población mayor de 18 años, espera encontrar información de su vida diaria en las noticias que se transmiten en radio o televisión, por ser medios de primer alcance. Por otro lado, solamente el 15.9 por ciento de la población busca información en los portales de transparencia de los entes obligados, mientras que un 20 por ciento acude directamente a las oficinas de gobierno correspondiente, este último mecanismo resulta más confiable, porque se recibe el acuse de una oficina de gobierno y este da constancia de que la solicitud fue atendida y se dará seguimiento. Sin embargo, es de alertar que sólo el 0.7 por ciento del total de la población mayores de 18 años, conocen de la existencia del Derecho de Acceso a la Información Pública y que a través de esta puedan ser informad@s de cualquier asunto público, por medio de solicitudes de información.

Lo anterior da muestra que la desconfianza institucional sigue existiendo y que los derechos no han sido promovidos como se debe al tener desconocimiento de ellos y tener que acudir a la oficina gubernamental para que no sean vulnerados, esto da pie a lo siguiente, parece que la información generada por los gobiernos parece ser intocable y de difícil acceso, puesto que el 41.5 por ciento de la población mayor a 18 años, considera que es difícil obtener información verídica del gobierno por los tiempos de respuesta o la nula capacidad de las entidades para resolverlas y sólo el 2.7 por ciento manifiesta que es muy fácil acceder a ella, pues han tenido experiencias exitosas al acudir a una oficina de gobierno.

Aun cuando en México existen buenas intenciones de abrir la información pública, implementando diferentes medios para acceder (p.e. portales de transparencia, plataformas temáticas, entre otras) todavía se encuentra en proceso de consolidación, esto debido a que un 50.6 por ciento de la población (la mitad de la población mayor a 18 años), desconoce que hay una ley para garantizar el Derecho de Acceso a la Información Pública, ya sea federal o estatal de igual manera conocen que existe una institución de gobierno que garantiza este derecho, sin embargo, nunca han acudido a ella.

El acceso a la información es un derecho que permite verificar que el gobierno está tomando las decisiones correctas para garantizar los derechos y libertades que como ciudadanas y ciudadanos tenemos, es menester, que el gobierno permita la colaboración de diferentes actores de la sociedad para que el rezago que existe sobre el conocimiento de este y otros derechos, disminuya y el tener conocimiento de este, pueda generar gobiernos más responsables y colaborativos.

 

Por Dulce Corona

Arkemetría Social, A.C., CIMTRA-CDMX