septiembre 14, 2017

Corolario: acciones de responsabilidad en Guanajuato


En el texto pasado mostré cómo respecto de las acciones de responsabilidad dictaminadas por el órgano auditor guanajuatense se pueden leer tres conclusiones:

  1. Destacan priistas como punteros en la lista de municipios con más acciones.
  2. Pudiera ser que, a partir de esto, la sociedad votara en 2015 por el PAN, con la esperanza de un mejor manejo de los recursos.
  3. Es falso que las observaciones aumenten por el presupuesto ejercido. Es decir, no es defensa haber ejercido mucho presupuesto.

Paradójicamente, durante la misma semana, el medio digital Animal Político publicó la investigación periodística La Estafa Maestra. En ella muestra, a partir de informes de la Auditoría Superior de la Federación, cómo con 128 empresas fantasma el gobierno federal desvió recursos millonarios. Pero, ¿qué tan comparable es la Estafa Maestra con las acciones de responsabilidad de Guanajuato?

 

Cómo se comparan económicamente las dos estafas

No tiene mucho caso comparar los daños generados por la Estafa Maestra con los causados por las acciones ilícitas de los funcionarios municipales de Guanajuato. La diferencia va de miles de millones a decenas de millones. Ahora bien, sí pued«e compararse la estafa federal con algunas cifras municipales de Guanajuato:

Según el reportaje de Animal Político, se ejercieron más de 7 mil millones de pesos en contratos ilegales. De estos no se encuentran 3 mil 433 millones, por haber sido distribuidos a empresas fantasma que nunca hicieron los trabajos para los que fueron contratadas. Además, las universidades se llevaron mil millones de pesos de comisión por haber permitido que la estafa sucediera. Para poner esta cifra —los casi 3.5 mil millones de pesos — en contexto basta mencionar que el total de deuda de los municipios de Guanajuato es hoy de 2 mil millones. Con la estafa maestra se paga de sobra toda la deuda municipal de Guanajuato.

De acuerdo al presupuesto de egresos de Guanajuato para 2017, los organismos autónomos (Universidad de Guanajuato, Tribunales, Procuraduría de Derechos Humanos, Instituto de Acceso a la Información Pública, etc.) tuvieron de presupuesto asignado del gasto público tres mil millones de pesos. A los 46 municipios, por su parte, se les asignó para ramos generales poco más de 5 mil millones, cifra inferior a lo destinado por el gobierno federal a contratos ilícitos.

Y claro, hay otras asignaciones municipales por pronóstico de ingresos (lo que se asigna por ser un ingreso futuro pronosticado, es decir, algo que los municipios cobrarán en el futuro) que podrían ser muy superiores a la estafa maestra, pero incluso así vale la pena rescatar cómo las asignaciones del gasto público (a partir de impuestos y no de pronósticos de ingresos) son similares a las que ilícitamente se llevaron quienes cometieron la estafa maestra.

 

 

Metadatos: Vale la pena rescatar que el reportaje de la Estafa Maestra se basa en una investigación de la Auditoría Superior de la Federación, que fue quien puso nombre a todos los involucrados —incluidas empresas— y quien describió en sus informes el modus operandi de la estafa. Esto no debe de restarle importancia a la investigación periodística, siendo que Animal Político verificó los hechos reporteando en 6 estados, revisando miles de documentos y visitando decenas de domicilios de empresas fantasma. Aún así, el crédito también es merecido para la auditoría, que tiene 15 denuncias en PGR por estos hechos. Habrá que darle seguimiento público a estas denuncias y no dejar que este reportaje quede como llamarada de petate amarillista.