Coahuila: Cocineras, muestra viva de un legado gastronómico


Con información de: Vanguardia y La Prensa de Monclova

El municipio de Arteaga vio nacer en 2015 el movimiento Cocineras Tradicionales de Coahuila. Las mujeres de Arteaga, como parte de su vida doméstica cotidiana, elaboran de manera artesanal tortillas de harina, conservas, dulces y licores. Dichas preparaciones -que para ellas constituyen un quehacer ordinario- son una muestra del legado gastronómico coahuilense, que en la actualidad está catalogado como patrimonio de la humanidad.

Es por esto que Jesús Salas Cortés, delegado en Coahuila del Conservatorio de Cultura Gastronómica Mexicana, se acercó a las cocineras de Arteaga y les explicó que lo que ellas hacen tiene un valor cultural inmenso dentro de las tradiciones mexicanas. La gastonomía coahuilense deriva sus particularidades del clima desértico del estado, esto resulta en muchos platillos e ingredientes originales, que la dotan de un toque característico e inigualable.

Por medio de recetas pasadas de generación en generación, se ha logrado la preservación de ingredientes y técnicas culinarias prehispánicas. Este proyecto tiene por objetivo, brindar herramientas a las cocineras, así como talleres, a través de diversas instancias que pueden ayudarlas a perfeccionar sus técnicas.

El chef instructor de los talleres, Guillermo González, señaló que las cocineras saben todo lo esencial de la gastronomía local, qué y cómo se come, los ingredientes, sus productos, el origen; solamente se les asesora sobre el tipo de técnica y preparación.

“Yo no he ido a enseñar recetas, las recetas ahí están y son extraordinariamente divinas e intocables”, agregó González.

El éxito del proyecto ha sido tal, que se ha extendido a lo largo de la zona lagunera. Ya no es únicamente el municpio de Arteaga el que brinda estos talleres a sus cocineras, también el municipio de Viesca y más recentimiente la capital del estado, Saltillo, participan en el programa.

En el caso de Saltillo, se trabajará para reunir a cocineras provenientes de fondas, puestos, mercados y restaurantes para impartirles un curso en el Museo Rubén Herrera. Buscarán a las mujeres conocedoras del pulque, el cabrito y la ternera; del maguey, el aguamiel, el quiote, la nuez y otros frutos típicos, para que por medio de este taller logren perfeccionar sus técnicas culinarias.

Del mismo modo, este proyecto tiene como objetivo forjar mujeres emprendedoras, que mediante su trabajo, incentiven el consumo de productos locales y que ésto se traduzca en una derrama económica benéfica para Coahuila.