septiembre 7, 2017

Acciones de responsabilidad contra municipios de Guanajuato: destacan priistas


La Auditoría Superior del Estado de Guanajuato es la responsable de fincar responsabilidades a los funcionarios que incurran en ilícitos durante su gestión. Cada año, publica sus informes de resultados, los cuales cuentan con dictámenes a utilizarse en procesos administrativos, civiles y penales. Los primeros pueden resultar en inhabilitaciones, los segundos —usualmente a cargo de los municipios— en el pago de cuantiosos daños y perjuicios, y los terceros en penas del nuevo sistema de justicia penal.

El proceso previo al dictamen es largo, la Auditoría realiza observaciones y otorga derecho de audiencia a todos los investigados, quienes en ocasiones pueden solventar las faltas y, en otras, desahogar pruebas de su correcto actuar. Posteriormente, el Congreso del Estado —conforme a la recientemente abolida ley de fiscalización estatal, que aún está vigente para los procesos previos a su abolición— puede aprobar el informe rendido por la auditoría. Una vez aprobado, el informe y sus dictámenes son prueba plena y principal de los procesos judiciales que sigan.

Las acciones de responsabilidad son estos procesos judiciales pendientes. Según datos de la auditoría, de los procesos de fiscalización de enero del 2013 a diciembre de 2015 hay un total de 3,368 acciones de responsabilidad por observaciones no solventadas de los 46 municipios guanajuatenses. Esto es, hay 3,368 procesos pendientes —administrativos, civiles o penales— para castigar a los culpables u obligarles a reparar el daño. Vale recalcar la fecha de las observaciones —enero 2013 a diciembre 2015—, pues son plazos administrativos de los gobiernos electos en 2012 y no de los electos en 2015.

Pero, ¿qué más nos dicen estos datos y cómo podemos combinarlos para entender mejor el fenómeno de la fiscalización municipal en Guanajuato? Para responder mejor a esta pregunta, he conformado una base de datos cruzando información de la Auditoría, del Instituto Electoral del Estado de Guanajuato y del INEGI.[1]

michoacán

 

Los punteros de la auditoría

El municipio con más acciones de responsabilidad es León, con 347. Estas acciones derivan del gobierno priista de Bárbara Botello. León también es el municipio con más acciones de responsabilidad penal (36), civil (85) y administrativas (226). En segundo lugar, se encuentra Tarimoro, que con una población de apenas 35 mil personas generó 221 acciones de responsabilidad. Para contrastar esto, vale mencionar que León tiene una población de millón y medio.

Celaya es el tercer municipio en la lista y el primero en no ser priista; en aquel entonces fue gobernado por el panista Ismael Pérez Ordaz. Con 168 acciones de responsabilidad, Celaya tiene alrededor de la mitad de acciones que León. Irapuato se encuentra en situación similar, en donde el gobierno del panista Sixto Zetina alcanzó 143 acciones. En quinto y sexto lugar se encuentran Dolores Hidalgo y San Miguel de Allende, con 140 y 137 acciones, respectivamente, causadas durante los gobiernos priistas de Adrián Hernández Alejandri y Mauricio Trejo Pureco.

 

El fenómeno político-electoral: el beneficiado es el PAN

A partir de la elección del 2015, el PAN gobierna 10 de los primeros 10 lugares en la lista. En 6 de estos, gobernaba antes (durante el periodo auditado) el PRI y en uno el PRD. Este dato es importante, pues con 70 por ciento de alternancia se podría demostrar cierta correlación en los gobiernos con más responsabilidades fincadas.

Sin embargo, vale mencionar que sólo en 33 por ciento del  total de los municipios no hubo alternancia. Es decir, la variación de gobiernos alternos en todo el conjunto —3 de cada 10— es consistente con la muestra de los primeros 10 de la lista.

A pesar de lo anterior, destaca que los 10 municipios con más acciones de responsabilidad sean hoy panistas —hayan o no sido panistas durante las observaciones. Si suponemos que la sociedad tuvo cierto conocimiento de los hechos ilícitos que la auditoría encontró y que, a su vez, la sociedad es racional y no quiere gobiernos que realicen ilícitos, este hecho podría implicar una posterior confianza electoral hacia el PAN, con la esperanza de un cambio positivo futuro.

 

El análisis per cápita: falso que observaciones aumenten con presupuesto ejercido

Un argumento normal para los municipios grandes como León es disminuir la importancia del alto número de acciones de responsabilidad obtenidas con la gran cantidad de recursos económicos que ejercieron. A contrario sensu, los municipios con menores recursos y presupuesto deberían ser los menos observados. Esto es una generalización apresurada que no se sostiene en la realidad.

Si usamos el número de población como referente, suponiendo que el presupuesto y la complejidad para ejercerlo aumenta proporcionalmente con la población, los municipios con más acciones per capita son Xichu, Pueblo Nuevo, Tarimoro, Tarandacuaro y Santa Catarina, ninguno de los cuales tiene más de 35 mil habitantes.

En sentido contrario, los menos observados per cápita son León, Guanajuato, Irapuato, Salamanca y Abasolo, todos menos el último con cientos de miles de habitantes. Mostrando así, que no hay relación entre las acciones de responsabilidad y el presupuesto o su complejidad para ejercerlo.

 

 

Metadatos: en 1921, CP Scott se encontraba escribiendo su manifiesto para el periódico The Guardian: “Comentar es gratis, los hechos son sagrados”. No es sorpresa que hoy tal periódico sea punta de lanza del periodismo de datos (Data Journalism), que ya es un estándar en tiempos de WikiLeaks, Whatsapp y redes sociales. En este espacio semanal buscaré hacer justo ese tipo de periodismo, mostrando cómo los datos cuentan historias. Una semana una base de datos y la siguiente un corolario. Por ahora, la próxima semana vendrá el corolario de las acciones de responsabilidad de Guanajuato.


[1] puede ser consultada y descargada en https://goo.gl/GhYyvb