9 proyectos ecológicos funcionando en la CDMX


  1. CarrotSe trata de una aplicación que te permite rentar carros por hora o por día. Incluyen seguro y gasolina y tienen automóviles estacionados por toda la ciudad; los usuarios solamente tienen que ubicar el más cercano y reservar. Es ideal para viajes cortos o actividades en las que se necesiten trasladar varias personas. La gran ventaja ecológica reside en que uno ya no tiene que invertir en un coche propio que contamine más. Carrot es simple y hace que sus usuarios usen el automóvil únicamente cuando es estrictamente necesario.
  2. Vía Verde. Es una iniciativa que surgió a partir de las 75 mil firmas obtenidas en dos días a través de change.org. Su objetivo es hacer de cada una de las columnas del periférico un jardín vertical. Destaca que su costo es enteramente cubierto por la iniciativa privada. Cada columna servirá como espacio publicitario para la empresa que la convierta en jardín vertical y, de lograrse en su totalidad, implicará 27 kilómetros de nuevas áreas verdes, convirtiéndose en el proyecto de naturación más grande del mundo.
  3. EcoBici. El único proyecto enteramente gubernamental en el listado y posiblemente el más conocido. Se trata del sistema de bicicletas públicas compartidas en la Ciudad de México, estrategia implementada por Marcelo Ebrard y galardonada por ser la red de movilidad ambientalista más eficiente del mundo. Es difícil que un capitalino pueda concebir hoy en día la ciudad sin las Ecobicis.
  4. Econduce. Práctico, económico, divertido y sustentable, Econduce es una aplicación que funciona básicamente igual que Carrot sólo que con motonetas eléctricas. Una red de al menos medio centenar de estaciones en puntos estratégicos de la ciudad espera a los usuarios, quienes pagan únicamente el tiempo y recorrido usado a partir de una tarifa mensual de $200. Solución al tráfico y la contaminación, se antoja como una de las medidas más loables de movilidad en la ciudad.
  5. Isla Urbana. Posiblemente el sistema de captación de agua mejor desarrollado en la capital, Isla Urbana es una iniciativa que está diseñando e instalando sistemas de captación de agua de lluvia en comunidades donde la gente carece de agua. Con casi 6 mil sistemas instalados, han beneficiado a 37 mil personas y ahorrado 45 mil 200 pipas de agua.
  6. Biko. Aplicación creada en Colombia, actualmente funciona también en la Ciudad de México y en Vancouver. Su objetivo, hasta ahora bastante bien cubierto, es fomentar la movilidad en bicicleta. Lo logra a través de recompensas por pedalear. Su lista de socios no es pequeña y mientras más tiempo pases en una bicicleta con la aplicación activada, mayores serán las recompensas, que van desde crédito en Uber, entradas al cine y cafés en Starbucks hasta platillos elaborados en restaurantes específicos.
  7. Punto Verde. Si bien empezó con un centro de acopio en la Ciudad de México, la iniciativa Punto Verde se ha logrado extender a todo el país. ¿Su misión? Reciclar la mayor cantidad de residuos electrónicos posible. Desde distintas trincheras, Punto Verde ha logrado implementar programas educativos, reciclar computadoras para uso de las personas con bajos recursos y cabildear sanciones para fabricantes de electrónicos que contaminan. ¿Lo mejor? Que si tienes alguna especie de e-waste solamente tienes que contactarles y ellos mismos pasarán por el residuo.
  8. Efecto Verde. Es un ambicioso proyecto de regeneración ambiental con objetivos a 2030. La Asociación Civil pretende transformar las azoteas de la Ciudad de México en huertos urbanos de bajo mantenimiento. A la fecha han repartido 3600 eco macetas de plantas aromáticas, frutos y verduras. En alianza con Fomento Ecológico Banamex A.C., la UNAM, la UIA, la Universitá de Ferrara, MAPAUS-ECOPOLIS, CONUEE, Papalote Museo del Niño, entre otros, pretenden cubrir la mancha de concreto capitalina y mejorar su calidad de aire notablemente.
  9. SenseCube. Un acelerador de proyectos sociales y ambientalistas, SenseCube ha decidido operar únicamente en París, la Ciudad de México y Dakar. Si tienes una iniciativa en etapa temprana no dudes en aplicar, sobre todo si se trata de mejoras en el sistema de aguas. SenseCube lleva tres generaciones de programas de agua urbana.